6 nov. 2006

Nokia Trends Fest

Un hangar en el puerto más grande de Europa + una marca de teléfonos móviles + un montón de gente con ganas de fiesta + música = NOKIA TRENDS FEST
La ecuación es sencilla y el resultado increíble: Robocop Kraus, Art Brut, Razorlight, Kelis y un montón de djs, entre ellos el de LCD Soundsystem. Un cartel normalito por 12€, para empezar no está mal.
En un viaje en grupo la puntualidad la marca los más impuntuales, por desgracia los alemanes son tan puntuales que acabamos de llegar y ya nos hemos perdido el concierto de los Robocop Kraus; otra vez será. El concierto se celebra en Freihafen una parte del puerto considerado como una zona sin bandera, ni siquiera es Alemania, con el fin de que los barcos puedan dejar la mercancía en puerto sin tener que pagar aranceles. Una política muy inteligente pero que no se nota en las cervezas que cuestan un pico, con o sin aranceles.
Cerveza en mano bailamos con los increíbles Art Brut, ya en la primera canción Eddie Argos, cantante del grupo, lo deja claro; cuando quiere canta y cuando no, habla con un poco de ritmo. No es ni guapo, ni canta bien; quiera o no, pero joder el muy cabrón es una estrella, si los doce temas del álbum Bang Bang Rock & Roll son grandes, en directo son increíbles; tratando lo cotidiano de una forma desenfadada, irónica y un poco macarra. Realmente una banda para no perderse, por eso y por Emily Kane, les doy un 9.
Exhaustos de 50 minutos de intenso rock, otra cerveza, otra clavada y listos para ver a los Razorlight. Primera sorpresa del concierto, no hay sorpresas; cantante guaperas, con complejo de Jim Morrison vestido de blanco, no ha tardado ni dos canciones en quedarse medio en bolas, para delirio de las fans, lástima que no cunda el ejemplo; mucho grito pero nada de sacarse la ropa. Algún buen tema como Golden Touch, alegra lo justo el concierto; hasta que oh!! sorpresa llega el último tema, diez minutos de música casi instrumental donde la banda va más allá de las posturitas del cantante. Por ese último tema, les doy un 5.
Otra cervecita a pachas gracias a Raúl y llega Kelis, hermosa, insinuante y con voz de diva del soul, el mc marca el ritmo de los temas mientras kelis se contonea al ritmo de la música. Lo mejor del concierto, por supuesto, la cara de Robert disfrutando como un niño de un bombón. En 50 minutos despacha los temas más conocidos de su carrera sin tiempo para caer en la monotonía. Por el buen rollo, la felicidad de Robert y esa pedazo de minifalda, le doy un 7.
Se acabaron los conciertos y ya sin un duro, tras dar una vuelta por las carpas, abandonamos Freihafen y nos volvemos para Alemania; menos mal que el bus es gratis. Mejor no haré comentarios de la sesión de James Murphy, el disco de LCD Soundsystemle le da otra oportunidad, la última.
Nos lo hemos pasado en grande, aunque tendremos que ver a los Robocop Kraus para cerrar el círculo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

por los comentarios acertados, la afilada critica musical y la corta pero intensa aventura de naveghar en los recuerdos de una noche de verano te doy un nueve, y con una chupadita a lo mejor redondeamos el palito y la pelotita.
Ruleuan

Anónimo dijo...

ay mae me parece magnifico que
compartes en mi alegria, aunque
no entiendo muy bien porque
la minifalda no sea capaz de llevarla a Kelis a una 10, pero
bueno

Alex dijo...

Parece mentira Moi, que vivindo em Vigo nom saibas que isso do Freihafen leva moito tempo inventado e se chama "Zona Franca"
;-)
O que passa é que aqui se usa máis que nada para gardar coches... haverá que proponher-lhe aos de Citröen um Citröen Trend Fest ou algo assi, hehehehe.

Jacobo dijo...

Moi ya veo q te lo pasas de puta madre, muy guapo el concierto aunque ya sabes q discrepo mucho sobre tu opinión de los Art Brut me parecen muy malos y unos meacamas, su canción "18.000 Lira" es problablemente la peor canción de Rock ever pero a un tío q le mola "Brokeback Mountain" y "Anthony & the Jhonsons"....

Anónimo dijo...

Joder moi, como te quiere la gente... Menudo golpe bajo con lo de "Brokenback Mountain" & "Anthony & The Johnsons"...
Solo añadir que, para el deleite de los que allí estuvimos, la cantidad de alemanas rubitas y sexys rozaba el infito y que junto a una botella de whisky escondida, una larga noche nos esperaba todavia a la salida.
Sin duda una Sábado memorable desde las primeras cervezas en la ciudad al atardecer hasta el pequeño trayecto en barco en el puerto, ya de madrugada, volviendo del Fischmarkt. Jamás lo olvidaré.
Saludos a todos,
llorenç