31 ene. 2007

Helsinki, a night in memoriam -James Brown Rests In Peace

Miécoles noche en Helsinki y como en el resto del Báltico, miercoles es sinónimo de fiesta. Oh!! Sorpresa miercoles noche concierto de James Brown en Helsinki, 50 eurazos de entrada, inviable a estas alturas de viaje para nuestra economía. Tras desechar el concierto buscas alternativas y con la guía Nightlife in Helsinki editada por la ofina de turismo tienes todas las opciones al alcance sólo hay que saber elegir y joder a fe que supimos hacerlo.
Para empezar nos decantamos por un poquito de karaoke, Heavykaraoke. No soy un gran fan de los karaokes pero con esa lista de canciones cualquier melómano se hubiese puesto micrófono en mano. Se estreno Leo con una canción de Korn y yo me vine arriba y pedí Wish you were here de los Pink Floyd. Estaba preparado, no había nervios y me sabía la canción; hasta que el presentador dijo mi nombre, porque no me llegaba sangre al cerebro que sino hubiese salido corriendo, cuando volví en mi ya estaba encima del escenario, la música sonaba y la letra ya estaba en rosa; lo peor que puede pasar en un karaoke: ir a remolque. Esperas el momento de volver a coger el hilo de la canción pero ese pequeño desfase está en tu cabeza y ni el estribillo cantas a tiempo. Pero lo bueno de los karaokes es que acabada la canción todo el mundo recibe un gran aplauso, con eso ya te vienes arriba.
Acabada la músca, vamos a un nuevo club con unos erasmus. El sitio no está mal, en la azotea de un edificio, dos salas, mucha gente, bastante buen ambiente y con un increíble escenario listo para un concierto, y menudo pedazo de concierto; la banda de al completo de James Brown -sin James Brown-, groupies incluídas. Con el buen rollo del concierto, los músicos y todos aquellos que disfruntan con buena música el tiempo vuela. No faltó al finalizar el concierto la tunda de rigor a los músicos, nunca se deben perder las buenas costumbres.
Y para acabar la noche de Helsinki un paseíto por las calles nevadas, con un frío que pela, buscando el hostel y sin mapa. Con la combinación hielo que resbala y nieve que amortigua la caída siempre te aseguras un paseo entretenido.

1 comentario:

josetxu dijo...

Aunque tu prosa es extensiva en la redacción y la metafora, cuando dices que las tias son muy guapas, una foto ayudaría y no la de esos maromos que salen siempre contigo